La selección de Estados Unidos se consagró campeona de la Copa Panamericana de Vóley el último domingo tras vencer a República Dominaca. Las norteamericanas deslumbraron dentro de la cancha por su accionar, pero algunas de ellas también llamaron la atención afuera del campo. Fue el caso de las gemelas Tapp, Hannah y Paige -ambas de 22-, quienes hacen suspirar a sus seguidores por su belleza.